Contáctanos

Colombia

De nuevo lo único que suena en el rock colombiano son los chismes ¿Qué hacer por esta escena tóxica y patética?

Publicado

en

La escena del rock colombiano, conocida por su potencial y, lamentablemente, por su toxicidad, ha vuelto a ser protagonista en las redes sociales debido a un escándalo que involucra a músicos burlándose de colegas. Este incidente, aunque no es nuevo en el ámbito musical, destapa una realidad incómoda sobre la falta de unidad y profesionalismo dentro de esta comunidad. Un comentario de hace casi 10 años en redes sociales ha desatado una serie de preguntas válidas, cuestionando la integridad de aquellos que se llaman a sí mismos músicos. Pero más allá de los chismes y los enfrentamientos, el verdadero problema radica en la escasa producción musical y el limitado impacto que el rock colombiano tiene tanto en el país como en el ámbito internacional.

En los últimos días, la escena del rock colombiano ha vuelto a encenderse, no precisamente por la fuerza de sus guitarras, sino por un escándalo que ha sacado a la luz la discordia y falta de unidad entre los músicos. Un comentario incisivo en redes sociales ha arrojado luz sobre la paradoja que envuelve a esta comunidad, donde el chisme parece ser moneda corriente, mientras que la lucha por causas más importantes ha quedado en segundo plano.

El interés por este viejo comentario que desencadenó esta reflexión contrasta con una serie de episodios en los que la comunidad rockera calló ante situaciones problemáticas, revelando una falta de cohesión y una propensión a privilegiar el ego sobre la música. Desde la indiferencia ante investigaciones de corrupción hasta la aceptación tácita de calumnias, la escena parece estar más enfocada en el escándalo y la atención mediática que en la creación musical auténtica, es realmente una comunidad patética de escaso talento musical y excesivo talento para el chisme, la burla y el matoneo.

El señalamiento, aunque duro, no carece de fundamento, pero la reacción de los músicos es más un espectáculo que una búsqueda de justicia, cuando al músico en cuestión lo nombraron como jurado en Rock al Parque ahí sí a muchos parecía no importarle nada y como ovejitas acudían al llamado del corrupto festival. Sin embargo, cuando se anunciaron los ganadores que incluían bandas de cumbia y ranchera nadie dijo nada, hace un par de días se anunció una investigación oficial hacia Sayco, las redes permanecieron sorprendentemente silenciosas.

En este juego de sombras, Syracusae introdujo cizaña en el evento Metal Battle, sembrando discordia y desconfianza. ¿Dónde estaba la voz unificada de la escena rockera para denunciar estos actos? ¿Por qué el silencio cómplice persistió mientras la integridad del evento se veía amenazada?

La Contraloría emitió una confirmación de corrupción en Rock al Parque, pero los músicos continuaron inscribiéndose en el festival. El silencio abrumador de la comunidad frente a este escándalo revela una desconcertante falta de cohesión y compromiso con la transparencia en una escena que debería ser un bastión de autenticidad.

Cuando Subterránica fue objeto de una campaña difamatoria por Leonardo Guzmán tras ser nominado, la respuesta de la comunidad rockera fue nuevamente el silencio. ¿Por qué la fuerza y la valentía que se demuestran en las redes sociales ante conflictos menores no se traduce en una defensa férrea ante ataques personales y campañas de desprestigio? ¿Es nuestra escena una escena patética, cobarde y conveniente? Los hechos respaldan esta afirmación.

Es importante abordar el tema del limitado impacto del rock colombiano que, a pesar de contar con talentosos músicos y bandas, el género ha luchado por encontrar su lugar tanto en la industria musical nacional como en la escena internacional. La falta de apoyo institucional, la excesiva corrupción en lo público y lo privado y la escasa difusión de las propuestas locales contribuyen a que el rock colombiano no alcance el reconocimiento que merece. Mientras que otros géneros musicales florecen en el país, el rock parece quedarse rezagado y agonizando dentro de las redes que son al parecer el único lugar de exposición que le queda a los cada vez más necesitados “rockeros”. Lamentablemente al rock colombiano no lo conoce nadie en el mundo.

Según cifras recientes, las reproducciones de bandas de rock colombiano en plataformas de streaming son significativamente inferiores en comparación con otros géneros populares. Además, eventos emblemáticos como Rock al Parque han experimentado una disminución en la asistencia y la relevancia a lo largo de los años (Así Idartes diga lo contrario e infle los datos). Todo esto revela una brecha entre el potencial artístico de la escena y su impacto real en la sociedad.

Así que los constantes escándalos que nada tienen que ver con la música y que tienen en estado crítico a la escena rockera colombiana plantean una pregunta fundamental: ¿están los músicos más preocupados por su ego y los escándalos que por la verdadera esencia de la música? Es momento de una autoevaluación honesta y de un cambio de enfoque, alejándose de la cultura del chisme y abrazando la verdadera pasión por la creación musical, hoy en día el rock colombiano se reduce a lo que en los noventas los gremios de buses llamaron “la guerra del centavo” y una carrera por ver quien tiene el mejor tributo para poder comer.

Para revitalizar el rock colombiano, es esencial que la comunidad musical se una en torno a la música misma. Se necesitan esfuerzos colaborativos, apoyo mutuo y un cambio de mentalidad hacia la creatividad y la calidad artística. La superación de las disputas internas y la concentración en la verdadera esencia del rock pueden abrir las puertas a una nueva era para este género en Colombia.

En el eco del último escándalo que ha sacudido las redes sociales, la escena del rock colombiano parece más enfocada en los chismes y las peleas internas que en la creación musical auténtica. Un comentario contundente ha puesto de manifiesto una realidad incómoda: la falta de unidad y profesionalismo dentro de esta comunidad, que se muestra rápida para el chisme, pero débil ante las verdaderas luchas que deberían abrazar.

La revitalización del rock colombiano requiere más que espectáculos mediáticos y chismes. Necesita una comunidad unida, comprometida con la transparencia y la autenticidad, dispuesta a luchar por la música y su impacto real en la sociedad. La elección está en manos de los músicos y de toda una escena que tiene el poder de redefinir su destino. En lugar de ser agua del mismo frasco, es tiempo de ser la fuerza unificada que el rock colombiano necesita para volver a resonar, no solo en las redes sociales, sino en el corazón de la música.

Atravesamos una crisis de identidad, de creatividad y de reconocimiento. La escena local se ha vuelto tóxica, llena de escándalos, de envidias y de mediocridad. Los músicos se dedican más a criticar, a burlarse y a sabotear a sus colegas que a producir buena música. El público, por su parte, se muestra indiferente, desinteresado o decepcionado. El resultado es que el rock colombiano produce muy poca música, buena música y no nos conoce nadie en el mundo.

Estos episodios evidencian la falta de profesionalismo, de ética y de solidaridad que existe entre los músicos de rock colombiano. En lugar de apoyarse, de colaborar y de aprender unos de otros, se dedican a destruirse, a competir y a descalificar. En lugar de hacer música, hacen escándalo. En lugar de crecer, se estancan.

En el ámbito internacional, el rock colombiano ha tenido una presencia marginal y esporádica. Aunque hay algunas bandas que han logrado trascender las fronteras y participar en eventos, giras o mercados internacionales, estas son la excepción y no la regla. El rock colombiano no ha logrado posicionarse ni diferenciarse en el panorama global, ni ha generado una industria sólida y sostenible que lo respalde.

El rock colombiano tiene potencial, tiene talento, tiene historia. Solo necesita volver a hacer música y dejar de ser patético. Solo necesita recuperar su esencia, su fuerza, su voz. Solo necesita creer en sí mismo, en su música, en su rock.

Colombia

Desvirtual se Adentra en lo Profundo con su Nuevo Disco ‘El Vértigo al Mirar Hacia Adentro’

Publicado

en

Por

¡Atención amantes del rock progresivo! La banda colombiana Desvirtual hace su regreso triunfal en este 2024 con un nuevo álbum cargado de profundidad y emoción. Fundada en la ciudad de Cali y compuesta por Andrés Samboní en los teclados, David Palacios en la voz, Camilo Casas en la guitarra, Gabriel Lago en el bajo, Jhoan Prado en la batería y Sebastián Álvarez en la percusión, Desvirtual está lista para llevar a sus oyentes en un viaje introspectivo con su último lanzamiento titulado ‘El Vértigo al Mirar Hacia Adentro’.

El 2023 fue un año inolvidable para Desvirtual, lleno de nuevas canciones, videos y un espectáculo especial para conmemorar los 50 años del icónico álbum ‘The Dark Side of the Moon’ de Pink Floyd. Viajaron por nueve ciudades del país, compartiendo su homenaje junto a sus propias composiciones en un espectáculo de más de 2 horas que fue recibido con entusiasmo por sus seguidores y nuevas audiencias en todas partes.

‘El Vértigo al Mirar Hacia Adentro’ marca el primer álbum de larga duración de Desvirtual, una obra que expande el mensaje de su primer EP ‘Sobre el Filo’ y explora la complejidad de mirar hacia adentro, enfrentando los demonios internos y preparándose para saltar hacia lo desconocido. Este álbum se inspira en la famosa frase de Nietzsche “si miras fijamente al abismo, el abismo te devuelve la mirada”, así como en las reflexiones de Milan Kundera sobre el vértigo y el deseo de caer.

La banda comenta sobre el álbum: “Queremos invitar a las personas a cambiar las cosas con las que no se sienten cómodas en su vida. A explorar ser la mejor versión de sí mismos y a entenderse como seres individuales y seres colectivos. Hay muchas temáticas en las canciones del álbum: se habla de amar, pero también de la pérdida; toca temas tan reales como el desplazamiento y tan intangibles como la relación del hombre con el mundo cibernético”.

La música de ‘El Vértigo al Mirar Hacia Adentro’ tiene sus raíces en el rock, pero se aventura en una variedad de estilos, desde la electrónica hasta el trap, pasando por sonidos colombianos y andinos, elementos sinfónicos y el rock duro y el metal.

A lo largo del álbum, Desvirtual transmite una gama de emociones y experiencias. Desde la energía y la fuerza de ‘Tras el Cristal’ hasta la intimidad y el desamor de ‘A Voluntad’, la banda aborda temas personales y sociales con una sinceridad conmovedora. La portada del álbum, diseñada por Javier Norton, representa a una persona al borde del abismo, contemplando su propio reflejo y enfrentando sus miedos internos.

Desvirtual invita a todos a sumergirse en su nuevo álbum y a acompañarlos en este viaje de autoexploración y autodescubrimiento. Con presentaciones planeadas en Cali y otras ciudades del país, la banda espera llevar su música a nuevas audiencias y continuar compartiendo su pasión y dedicación con el mundo.

Continúa leyendo

Colombia

Rhapsody of Fire Llega a Bogotá con su Tour “Glory for the Enchanted Lands” 2024

Publicado

en

Por

¡Atención amantes del power metal! Rhapsody of Fire, la banda más emblemática del género en Italia, está lista para encender el escenario del Teatro Astor Plaza en Bogotá con su Latin America Tour 2024. El concierto promete ser una experiencia inolvidable cargada de sus icónicas canciones que han cautivado a legiones de fanáticos alrededor del mundo.

Encabezada por músicos talentosos como Alex Staropoli en los teclados, Giacomo Voli en la voz, Roby de Micheli en la guitarra, Paolo Marchesich en la batería y Alessandro Sala en el bajo, Rhapsody of Fire es sinónimo de excelencia en el power metal. Desde sus humildes comienzos como Rhapsody, cofundada por Staropoli y Luca Turilli, la banda ha labrado una trayectoria impresionante con álbumes icónicos como “Legendary Tales”, “Symphony of Enchanted Lands” y “Dawn of Victory”.

Tras la separación con Turilli, Staropoli ha llevado adelante la banda bajo el nombre de Rhapsody of Fire, consolidando su legado con álbumes memorables como el más reciente “Glory For Salvation” (2021), cuyo repertorio seguramente deleitará a los asistentes el próximo 7 de mayo en el Teatro Astor Plaza de Bogotá.

Las entradas para este evento épico ya están a la venta a través de Eventrid (www.eventrid.com.co), con precios que van desde $120.000 en Preventa General a $140.000 en General. ¡Prepárate para una noche de pura magia musical y emociones intensas!

Continúa leyendo

Colombia

Live Wire presenta su último sencillo “The Game”

Publicado

en

Por

La banda caleña Live Wire ha dado un golpe contundente en la escena musical con el lanzamiento de su más reciente sencillo, “The Game”. Este tema, disponible en varias plataformas digitales desde el pasado viernes 16 de febrero, no solo marca un hito en la trayectoria de la agrupación, sino que también se erige como un ejemplo de calidad y profesionalismo en el panorama del rock latinoamericano.

“The Game” se presenta como una metáfora de un apasionado enfrentamiento entre dos personas inmersas en una relación amorosa compleja. Con el característico estilo sonoro que distingue a Live Wire, este sencillo promete convertirse en uno de los más destacados del año en la región.

El proceso de producción de este tema fue meticuloso y detallado. Desde la preproducción en su propio estudio casero hasta la grabación en los renombrados Viana Studios en Cali, Colombia, la banda no escatimó en recursos ni tecnología de punta para alcanzar la excelencia. La mezcla y masterización, a cargo de Dynamic Wave Studios en Los Ángeles, Estados Unidos, garantizan un sonido impecable.

Pero no solo la calidad musical destaca en este lanzamiento, sino también la impresionante producción visual que lo acompaña. El video, a cargo de la compañía audiovisual VMotion de Medellín y dirigido por Juan CBR y Galeano, fue filmado en las calles de Cali, sumando un componente visual impactante a la experiencia auditiva de “The Game”.

El respaldo de Storm Blaze Entertainment (SBE), una empresa colombiana especializada en la gestión y promoción artística, ha sido fundamental en el ascenso de Live Wire en la industria musical latinoamericana. Bajo la dirección de Nicolás López, la banda ha logrado posicionarse en el mercado y consolidar su presencia con un enfoque personalizado.

Con “The Game”, Live Wire no solo consolida su posición en la escena musical, sino que también sienta las bases para futuros proyectos. Aunque se especula que este sencillo podría formar parte de un próximo álbum de larga duración, la banda se concentra actualmente en promocionar este trabajo reciente. Ya se han programado presentaciones en diversos locales nocturnos del país, y próximamente anunciarán una gira nacional para llevar su música a todos los rincones de Colombia.

En última instancia, Live Wire representa el poder de creer en una visión y rodearse de profesionales comprometidos. Su incansable dedicación y el apoyo estratégico de sus colaboradores han allanado el camino hacia el éxito, culminando en el lanzamiento impecable de “The Game”. Con esta nueva pieza musical, la banda continúa elevando el estándar del rock y el metal latinoamericano, demostrando que la pasión y la calidad son ingredientes esenciales para conquistar al público.

Continúa leyendo

Tendencias